La compra de valores y el cómputo del plazo para pedir la anulación frente al banco

Anular la compra de valores al banco no es siempre posible para el comprador.

En primer lugar la ley acota el plazo que tiene el comprador para solicitar la nulidad del contrato por vicio del consentimiento en el momento de emitirse la voluntad de contratar, que es de 4 años. Ahora bien, ¿desde cuándo debe computarse este plazo?.

Al tratarse de productos financieros complejos, el Jugado de Primera Instancia señala que, el día inicial del plazo de ejercicio de la acción será el de suspensión de las liquidaciones de beneficios o de devengo de intereses, el de aplicación de medidas de gestión de instrumentos híbridos acordadas por el FROB*, o, en general, otro evento similar que permita la comprensión real de las características y riesgos del producto complejo adquirido por medio de un consentimiento viciado por el error.

Por lo tanto, en una venta de estas características, el momento inicial del cómputo es desde que se produce la conversión y se hace patente el riesgo que entrañaba la inversión (fruto de la diferencia entre el precio de cotización de las acciones que se reciben y el precio predeterminado pagado por ellas).

Por último, pide la compradora demandante una indemnización por incumplimiento del contrato.

Al respecto, afirma el juzgado que las obligaciones del banco de información al cliente no pueden derivarse hacia el resarcimiento de daños y perjuicios por un incumplimiento contractual ya que “afectan a la correcta formación de la voluntad de las partes”  y de ahií que su planteamiento se debió plantear por vía de la acción de vicio del consentimiento, la cual además había caducado.

Debieron acreditarse los concretos daños derivados del incumplimiento, siendo desestimada la reclamación del demandante.

Tras ser informada de los riesgos  la demandante firmó la orden de suscripción con el banco, reclamando transcurridos nueve años, por exisitir un vicio de consentimiento  así como defectos en la información del producto contratado.

Defecto que en su caso se subsanó con carácter previo a suscribir la orden de compra , la cual fue ratificada con su previa decisión de contratar los valores.

Además falta en la demandante buena fe, quien tras suscribir la orden de compra “cuando ya contaba con toda la información suponemos que a la espera de la subida del valor de las acciones conducta propia y voluntaria que no cumple con las exigencias de la buena fe son exigibles a ambas partes también en este tipo de contratación”.

 

Es la sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Parla de 31 de marzo de 2017, nº 59/2017, rec. 848/2016.

 

* FROB.- El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (más conocido por su acrónimo FROB) es la autoridad encargada de la resolución de las entidades de crédito y empresas de servicios de inversión en su fase ejecutiva en España. Fue creado con motivo de la crisis financiera de 2008.

foto:unplash

Anuncios