Diez años sin pagar la renta ¿puede suplirse con el pago de otros gastos de la vivienda?

Tras diez años sin pagar ni reclamar los propietarios el pago de la renta de una vivienda a quien vive en ella ¿cómo puede suplirse el pago de esas rentas para tener el derecho legítimo a continuar viviendo en ella? ¿y si justifico el pago de otros gastos distintos a la renta?

La supuesta inquilina vivía en una casa arrendada mediante contrato firmado por su  padre  con los propietarios.

A su vez, en este contrato se subrogó la madre tras fallecer aquél.

De nuevo, se produce otro cambio en la persona que disfruta de la vivienda cuando la madre es ingresada en una residencia en la persona de su hija.

Los dueños de la casa demandan a la hija por precario – es decir, por vivir en una casa sin título para ello, ni de propiedad ni de arrendamiento- y solicitan el desahucio.

El Juzgado de Primera Instancia resuelve el desahucio de la demandada por no  haber acreditado que abonaba la correspondiente renta, no siendo suficiente, tal y como después confirmará el TS, que abonara ciertos pagos de escalera, comunidad  o similares distintos a los de una renta.

El propietario vuelve a recurrir la sentencia de la AP -que admite el recurso de apelación de la supuesta inquilina- en vía de casación ante el Tribunal Supremo.

En este recurso, fundamentado en un único motivo, como es la infracción de los  artículos 348, 349, 444, 1749 y 1750 del Código Civil, enlazada con otra infracción de la doctrina jurisprudencial del TS de la sentencia de 29 de junio de 2012 que dice así :

«Declaramos como doctrina jurisprudencial que la posesión de un bien inmueble a título de arrendamiento exige la prueba por el poseedor de que exista una renta como precio del arriendo, sin que el mismo pueda quedar justificado por la mera acreditación de que se han producido algunos pagos, cuando se ignora la finalidad y periodicidad de los mismos».

Al mismo tiempo se citan las sentencias de 19 de septiembre de 2013, 18 de enero de 2010 , 3 de junio de 2002 , 25 de febrero de 1995 , 19 de junio de 1992 , 21 de mayo de 1990 , 25 de mayo de 1989, 30 de octubre de 1986 , 22 de marzo de 1968.

El Tribunal Supremo decide finalmente que la vivienda se ha estado usando en precario y que por ello debe salir de la casa la hija demandada. Para ello reproduce doctrina asentada “la carga sobre alegación y justificación del título posesorio corresponde al poseedor no propietario que en el caso del arrendamiento implica la necesidad de justificar el pago de la renta estipulada, pues sin renta no existe arrendamiento y la posesión queda injustificada”.

Por otro lado recuerda el TS que la situación de precario no cesa por el hecho de que “sea consentida durante cierto tiempo por el propietario, lo que por el contrario resulta habitual”.

 Es la sentencia del Tribunal Supremo, Sala Civil, de 26 de octubre de 2017, nº 581/2017, rec. 1844/2015.

 

foto:unplash

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s