Trabajar en el negocio familiar y dedicarse a la familia ¿da derecho a pensión compensatoria?

Durante el matrimonio puede contribuirse al sostenimiento de la familia cuidando de los hijos en común, esto puede derivar en el abandono del trabajo de quien se dedica a ellos.

En relación con lo anterior, surge la figura de la pensión compensatoria, regulada en el artículo 97 del CC, dirigida a proteger económicamente a quien se ha dedicado a sostener a la familia en detrimento de su propio desarrollo profesional.

En este son considerados no sólo la contribución pasada a la familia sino la dedicación futura a los hijos, en su caso, para apreciar la existencia de desequilibrio económico.

Igualmente, si el régimen en que contrajo matrimonio una pareja es el de separación de bienes surge otro tipo de compensación,  en atención al trabajo para la casa,  del artículo 1.438 del CC, que dice así:

«Los cónyuges contribuirán al sostenimiento de las cargas del matrimonio. A falta de convenio lo harán proporcionalmente a sus respectivos recursos económicos. El trabajo para la casa será computado como contribución a las cargas y dará derecho a obtener una compensación que el Juez señalará, a falta de acuerdo, a la extinción del régimen de separación».

En este tipo de compensación, establece el Tribunal Supremo -TS- que “Sin embargo, la compensación del artículo 1.438 del CC no se establece en consideración a la dedicación futura a la familia, ni a la situación de desequilibrio, sino solo en función de la pasada dedicación a la familia, vigente el régimen económico de separación y hasta la extinción del mismo”.

Estas distinciones son realizadas en la sentencia del Tribunal Supremo de 26 de abril de 2017.

En base a esta interpretación de los dos preceptos se fija la indemnización de 27.000 euros a favor de la mujer que se había dedicado a cuidar a los tres hijos en común, habiendo simultaneado esto con su trabajo por cuenta ajena hasta el nacimiento de su segundo hijo.

La mujer había trabajado también como autónoma en el negocio familiar regentado por su marido, por el cual cobraba 600 euros mensuales, que le conllevaba una dedicación equivalente a una jornada a tiempo parcial, y le impedía acceder a una indemnización por despido.

La Audiencia Provincial, en base al artículo 1.438 del CC, considera el trabajo para la casa una contribución al sostenimiento de las cargas del matrimonio –artículos 1318 y 1362 del CC-. Y siguiendo esta argumentación el TS asienta que:

«Valorando que la esposa ha trabajado y compatibilizado las labores del hogar hasta 2005, plenamente desde 2005 hasta el 2007 y parcialmente desde 2007 aunque haya figurado como autónoma en el negocio familiar resulta obvio que con el trabajo en el hogar ha contribuido a las cargas del matrimonio, se calcula ponderadamente durante aproximadamente 7 años y medio dado que la dedicación durante varios periodos era parcial en función de las circunstancias concurrentes (aproximadamente 90 meses a razón de una compensación de 300 euros mensuales), procediendo fijar dicha indemnización en la suma total de 27.000 euros».

Destaca a su vez que el último apartado del artículo 1.438 del CC se reforma a raíz de la Ley de 13 de mayo de 1981 “que plasma el principio constitucional de igualdad (art. 14 de la Constitución) y ello para evitar cualquier desequilibrio relacional en el sistema matrimonial”.

De ahí que “parece oportuno atender a la situación frecuente de quien ha trabajado con mayor intensidad para la casa pero, al mismo tiempo, ha colaborado con la actividad profesional o empresarial del otro, fuera por tanto del ámbito estrictamente doméstico, aun cuando medie remuneración, sobre todo si esa colaboración se compatibiliza y organiza en función de las necesidades y organización de la casa y la familia”, en virtud de la realidad social actual a que hace referencia el artículo 3.1 del CC .

Finalmente se considera a la colaboración en actividades profesionales o negocios familiares en condiciones laborales precarias como trabajo para la casa que da derecho a una compensación dado que con dicho trabajo se atiende principalmente al sostenimiento de las cargas del matrimonio de forma similar al trabajo en el hogar”.

Es la sentencia del Tribunal Supremo, Sala Primera, de lo Civil, nº 252/2017, de 26  de abril de 2017, recurso nº 1370/2016.

Foto:unplash

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s